30 de mayo de 2009

Hamlet, William Shakespeare


INTRODUCCIÓN:

Hamlet es una tragedia escrita por el dramaturgo inglés William Shakespeare, probablemente compuesta entre 1599 y 1601. Situada en Dinamarca, su intriga cuenta cómo el príncipe Hamlet se venga de su tío Claudio, quien ha asesinado a su padre, el rey, para casarse con su esposa la reina y ser el gobernante del país.

El tema central de esta obra es la traición. Una traición por parte los integrantes de una familia y algunos de sus sirvientes. Un hermano que mata al otro para quedarse con la corona y con la reina y un sobrino que desea vengar el asesinato de su padre.

Hamlet es la más famosa y una de las mejores tragedias de Shakespeare en donde la venganza y la duda son los dos temas centrales.

Tras la muerte de su padre (rey de Dinamarca) a manos de su propio hermano (Claudio), y la boda de su madre con el hermano asesino, Hamlet es visitado por el alma atormentada de su padre para advertirle de la suerte que corrió. Hamlet cegado por el afán de venganza, muestra a todos una falsa locura, en la que se esconde para llevar a cabo sus planes. En esta locura arrastrará a la bella Ofelia al suicidio (la dura frialdad con la que Hamlet acaba tratando a Ofelia es algo que realmente sobrecoge).

SE ABRE EL TELÓN:

La obra comienza una fría noche en Elsinor, el castillo real de Dinamarca. Unos centinelas tratan de convencer a Horacio (que es el mejor amigo del príncipe Hamlet) de que han visto al fantasma del rey Hamlet (padre). Después de oír a Horacio, el príncipe Hamlet decide ir a la noche al lugar de las apariciones para ver al fantasma el mismo.

Esa noche el fantasma se le aparece a Hamlet y le informa que es el espíritu de su padre y que su hermano Claudio (tío de Hamlet) lo asesinó al verter veneno en su oído mientras dormía y de esa manera, subir al trono. El fantasma le pide que lo vengue matando a su homicida (a Claudio). Tras el encuentro, el príncipe duda si el espíritu es el de su padre y si lo que ha dicho es real.

MONÓLOGO DE HAMLET (reducido)
Ser o no ser... He ahí el dilema.
¿Qué es mejor para el alma,
sufrir insultos de Fortuna, golpes, dardos,
o levantarse en armas contra el océano del mal,
y oponerse a él y que así cesen?
Morir, dormir... No más;
y decir así que con un sueño
damos fin a las llagas del corazón
y a todos los males, herencia de la carne,
y decir: ven, consumación, yo te deseo…
Morir, dormir, dormir... ¡Soñar acaso!


El rey (que es Claudio, tío de Hamlet) y la reina (madre natural de Hamlet: Gertrudis) están muy preocupados por el comportamiento cambiante de Hamlet. Claudio decide enviar a dos amigos de Hamlet (Rosencrantz y Guildenstern) para que averiguen causa de la conducta extraña de su sobrino. Hamlet los recibe cortésmente pero se da cuenta de que lo están espiando.

Por otra parte, Hamlet está enomorado de Ofelia, pero el padre de esta (Polonio) le advierte a su hija que debe terminar su relación con Hamlet ya que él es un príncipe y no puede casarse con quien desee. Ofelia promete obedecer y dejar de ver a Hamlet. Sin embargo, Ofelia se alarma por el comportamiento extraño de Hamlet y le cuenta a su padre que, en una ocasión, el príncipe entró en su habitación y se quedó mirándola sin decir nada. Polonio piensa que es un “éxtasis de amor” la causa de la locura de Hamlet e informa a los reyes.

Polonio y el rey Claudio deciden espiar a Hamlet cuando este le habla a Ofelia pensando que están solos. Ofelia le devuelve unas cartas que Hamlet le envió, el príncipe se pone furioso y le insiste a Ofelia para que se marche a vivir a un convento. Hamlet continúa dudando si el fantasma le ha dicho la verdad, por lo que cuando una compañía de actores itinerantes llega a Elsinor se le presenta una solución. La obra resulta ser una recreación del asesinato del padre de Hamlet, por lo que Hamlet le pide a un actor unas leves modificaciones para que la obra sea una recreación del asesinato de su padre.

La corte va a ver la obra y cuando llega la escena del asesinato del rey, Claudio se inquieta y se retira del lugar, lo que demuestra su culpabilidad.

Claudio, temiendo por la posible locura de Hamlet, decide enviarlo a Inglaterra por su propia seguridad. Mientras tanto la reina se reúne con Hamlet para tratar de comprender su conducta tan rara, mientras Polonio se oculta detrás de una cortina para espiar y luego contárselo a Claudio.

Hamlet le reprocha a su madre su apresurada boda con Claudio, cuando escucha un ruido detrás de la cortina y pensando que es el rey lo apuñala y lo mata (en realidad es Polonio). Luego aparece el fantasma y Hamlet le habla, pero la reina no puede verlo ni oírlo por lo que determina que el príncipe está totalmente loco. Finalmente Hamlet se lleva el cuerpo de Polonio y lo oculta.

Ofelia enloquece tras la muerte de su padre y comienza desvariar y cantar. Su hermano, Laertes, regresa de Francia con la idea de vengar la muerte de su padre. Claudio lo convence de que Hamlet tiene toda la culpa de la muerte de Polonio; en ese momento llega una carta de Hamlet en la que cuenta que su barco con rumbo a Inglaterra fue atacado por piratas, por lo que ha vuelto a Dinamarca después de ser liberado.

El rey y Laertes organizan un plan: Laertes peleará contra Hamlet con una espada envenenada para así tener más posibilidades de matarlo. En caso de que falle, Claudio le ofrecerá a Hamlet vino con veneno. En ese momento llega la reina para informar que Ofelia se ha ahogado en un río.

Después, dos sepultureros cavan una tumba para Ofelia. Uno de los sepultureros encuentra el cráneo de Yorick, que era un bufón con el que Hamlet solía divertirse cuando era niño.

Hamlet se reúne con Horacio y le cuenta cómo encontró una carta de Claudio en la que ordena que cuando Hamlet llegue a Inglaterra lo maten, pero en ese momento, un cortesano llega y le informa sobre el duelo de esgrima con Laertes, el hermano de Ofelia. En el duelo, Laertes hiere con su espada envenenada a Hamlet pero el príncipe se la quita y lo hiere con ella.

Antes de morir, el príncipe Hamlet ve que su madre toma una bebida envenenada que era para él. Laertes confiesa a Hamlet que la trampa del vino fue ideada por el rey. Hamlet, encolerizado, por fin logra herir al rey Claudio cumpliendo finalmente la venganza que el fantasma de su padre anhelaba.

SE CIERRA EL TELÓN

[Imagen: Litografía de Delacroix, 1844]

2 comentarios:

Julio dijo...

Creo que Hamlet hería con la espada envenedada al rey, o con la espada al menos, pero esta explicación de " le da de beber su propio veneno" parece indicar que le obliga a beber de la copa.

Yo eliminaría la frase por si da lugar a malentendidos.

El resto del resúmen, genial. Apoyo por leer la obra. Es una preciosidad.

CriX dijo...

Julio, muchas gracias por tu precisión. Tenías toda la razón y ya lo acabo de modificar.
Saludos.