25 de marzo de 2010

Estrategias para una lectura correcta

Hay un ejercicio muy bueno que demuestra lo poco que se fijan los alumnos a la hora de leer y, sobre todo, el poco caso que hacen a las indicaciones de los enunciados, como ocurre con la primera actividad de este ejercicio. El 80% hace caso omiso y se precipita.

Siempre suelo comenzar el curso con esta actividad ya que me sirve para demostrarles que no deben anticiparse en las respuestas cuando se tienen que enfrentar a alguna prueba o examen. O cuando deben contestar a preguntas sobre un texto. Al final todo queda en una anécdota graciosa, pero más entretenida y efectiva que darles una charla.


Estrategias para una lectura correcta


1. Lee atentamente, antes de empezar a contestar, todas las preguntas de esta prueba.

2. Enumera las vocales que existen en castellano.

3. Escribe tu nombre y apellidos.

4. Separa en sílabas la palabra “destornillador”.

5. Completa la siguiente serie: 1, 5, 9...

6. Escribe el nombre de la asignatura en la que estás realizando esta prueba.

7. Dibuja un cuadrado cuyos lados midan dos centímetros.

8. Haz una frase donde aparezca la palabra “amor”.

9. Suma las cifras siguientes: 4, 7, 14.

10. Escribe el nombre de tus padres.

11. Pon el número de ventanas que tiene tu aula.

12. Cita dos palabras esdrújulas.

13. Repite mentalmente esta frase: “Sólo me quedan dos cuestiones para terminar”.

14. Alza la mano cuando hayas finalizado la prueba.

15. Contesta únicamente a las preguntas 1, 3 y 14.




No hay comentarios: