8 de septiembre de 2010

Lecturas del verano

Sigo actualizando el blog tras la gran pausa veraniega. No quiero dar envidias, pero mi desconexión ha sido total. Este año, sobre todo, he estado dibujando, así que no leí mucho, la verdad. Solo tres novelas, aunque una de ellas vale por tres:



La dama del sudario, de Bram Stoker: ambientada en un mítico país de los Balcanes, a principios del siglo XX, la historia nos llega a través de diarios, cartas e informaciones de prensa. Terror gótico que tiene como protagonista a un joven que conoce a una misteriosa dama. Aunque no hay nada que supere a Drácula, la novela está bastante bien al principio, luego va flojeando hasta que se convierte en un auténtico coñazo durante las 200 últimas páginas. Del 1 al 10 le doy un 4.



Los hermanos Karamázov, de F. Dostoyevski: nada nuevo voy a aportar sobre este clásico de la literatura universal. Confieso sin avergonzarme que he pasado de corrido algunas de las mil y pico páginas que solo contenían digresiones que no me interesaban. La novela se aproxima a Crimen y castigo por su carácter existencialista, corriente filosófica cuyo punto de partida es "Si Dios no existe, todo está permitido" y, como consecuencia, el hombre está abandonado. Es insuperable en el tratamiento de los entresijos del alma humana. con todas sus bajezas, pasiones y autodestrucciones. Por supuesto, le doy un 10.



El velo pintado, W. Somerset Maugham: entretenida historia de amores no correspondidos que, aunque al principio se parece más a una típica novela rosa sin más pretensiones, en cuanto se desencadena el conflicto se pone interesante. Cortita y entretenida, engancha relativamente. Del 1 al 10: un 7.

No hay comentarios: