26 de diciembre de 2011

Un Kindle en mis manos

Al final he caído y me he autorregalado un ebook, en concreto el Kindle de Amazon. Así que voy a comentar las razones que me han llevado a escoger este en concreto y lo que espero del nuevo artilugio que ha entrado en mi vida.




La verdad es que hasta ahora no era muy partidaria de leer en ebook. Sin embargo, una vez que lo he comprado no me arrepiento en absoluto. Desde luego, no es un sustituto del libro tradicional, sino un complemento muy útil que me va a permitir descubrir autores y acceder a libros descatalogados, además de ahorrarme un dinero importante y no ocupar mis estanterías con tanta literatura intrascendente que luego tengo que revender en cualquier librería de segunda mano.

En cuanto a la compra de libros, los editores y librerías españoles deberían dejar de tener tanto miedo al pirateo y aprender un poco más de librerías como Amazon, más barata y con un amplio catálogo de libros gratis o a un precio razonable (aunque ojo con los gratuitos, porque algunos están mal maquetados).

Lo del terror casi patológico sí que no lo entiendo: parece que nunca se han prestado libros ni hecho fotocopias; las bibliotecas existen de toda la vida y no por ello los escritores ni editores se mueren de hambre. Al final lo que ocurrirá es que los propios escritores, hartos de tanta avaricia empresarial, venderán sus obras a 1 euro y pasarán de los editores.

Libros gratis, hailos, y amplios catálogos con novedades que es para volverse loco. No soy partidaria de la gratuidad, pero tampoco de que me tomen el pelo cobrándome un ebook 2 euros más barato que un libro físico. El día que pongan precios razonables (no deberían costar más que un libro de bolsillo, y aún así) empezaré a pagar por los libros.

Por si a alguien le interesa y está pensando en comprar un libro electrónico, expongo a continuación varias de las razones que me han llevado a comprar este y no otro.

¿Por qué el Kindle?
No puedo comparar con otros ebooks pero creo que no he errado mucho en la elección. Estas son algunas de las razones:

- para empezar el precio (99 euros... vamos, 100), así que es más barato que otros. Con 5 libros que te descargues lo tienes más que amortizado.

- en segundo lugar, porque tiene conexión a internet, cosa que lo hace muy práctico.

- en tercer lugar, porque tiene la opción de subrayar y hacer anotaciones. Y encima estos fragmentos los tengo accesibles directamente en mi ordenador a través del programa de descarga del Kindle.

- lo que más me alucina (y me encanta) es que puedes descargarte un libro en cualquier formato (después de varias descargas he comprobado que el mejor formato es Word; el PDF lo "desmaqueta" todo y del resto de formatos no he probado) y, enviándolo por email a kindle, ellos mismos se encargan de convertirlo. Luego enciendes el aparatito y ahí está el libro, surgido como por arte de magia. Para enviarlo hay que poner el nombre que te asignan cuando te das de alta y la dirección de kindle ("tu nombre"@free.kindle.com) y en asunto "Convert".

¿Qué más puedo decir? Pues que estoy deseando que lleguen las vacaciones de verano para que sea el ebook lo que vaya cargadito de libros, y no mi maleta.

En cuanto a libros, tengo ya unos cuantos metidos. El primero que he empezado a leer es Zapatos italianos, de H. Mankell, y aunque solo llevo un 10% de lectura*, creo que promete (en este enlace podéis descargaros muchos libros de este autor y de otros muchos). 

Por cierto, feliz año 2012. Espero que, por mi parte, sea un año más fructífero en cuanto a escribir en el blog, porque entre movidas familiares y una oposición (en cuyo proceso estoy) no tengo tiempo ni de escribir "Hola".


* Ya que estoy actualizando la entrada aprovecho para decir que hace ya tiempo que me la leí y me ha parecido muy entretenida. 


No hay comentarios: