21 de octubre de 2008

Gramática descomplicada, Álex Grijelmo



Ayer me compré varios libros para utilizar en las clases de lengua. Uno de ellos ya lo empecé a leer y me parece estupendo: Gramática descomplicada, de Álex Grijelmo, que va por su 6.ª edición (editorial Taurus).

Se trata de una obra destinada a pensar con la gramática, no a memorizarla (como informa en la contraportada). Es un libro que rompe con muchos enfoques de las gramáticas actuales, muy amena y fácil de comprender.

Para empezar, Álex Grijelmo recurre a la etimología de las palabras gramaticales, como sintaxis, que significa "coordinar", "colocar en orden" u oración, que procede de oratio: "facultad de hablar" y este a su vez de os, oris: "boca", de la cual salió la ramificación ósculo (beso) que en latín era literamente "boca pequeña". En mis clases he comprobado que a los alumnos les encanta conocer la etimología de las palabras y es algo que intento hacer cuando puedo ya que siempre resulta curiosa y me encanta verles interesados. A veces, hasta tengo que cortar los debates porque si no nos tiraríamos la hora hablando solo de los significados (cosa que me encantaría, pero ya se sabe que el programa es misa).

Por otra parte (y es aquí, en mi opinión, donde está lo fundamental de este libro) plantea la gramática como algo necesario para el conocimiento, para saber más, pensar mejor y poder dotar a nuestros argumentos del convencimiento necesario. En definitiva, todo tiene su razón de ser, especialmente algo tan fundamental como el lenguaje. Aplicada la clase de lengua de esta forma, a lo alumnos les ayudará no solo a encontrar una utilidad a una asignatura ya de por sí bastante abstracta para ellos, sino también a comprenderla mejor.

El libro está dividido en tres partes:

  1. El mecano del lenguaje: donde habla de morfología y acentos.
  2. Los instrumentos gramaticales: que incluye las clases de palabras.
  3. El pensamiento encadenado: en donde cabe todo lo referente a la sintaxis.

Al final incluye tres apéndices de lo más didácticos: uno es de dudas y consejos (sobre las concordancias, los condicionales, dudas con los verbos, con las preposiciones, en la acentuación o la puntuación); otro de juegos de magia (juego de verbos, de adverbios y afijos), y un tercero de palabras técnicas muy útil y sencillito.

En Álex Grijelmo o el placer de las palabras se ofrece una amplia entrevista al autor.

No hay comentarios: